Pérdida de peso saludable

Actualmente, cada vez es más sabido que para tratar la obesidad las dietas estrictas no son lo más adecuado para perder peso. Muchas de las dietas que se siguen forman parte del famoso grupo de las ‘Dietas milagro’ que no es más que una ironía al respecto. Y no solo no son un milagro sino que a la larga provocan el efecto contrario, una subida de peso mayor, un cambio en el metabolismo, a veces problemas hepáticos y favorecen la ansiedad tanto psicológica como bioquímica.

Para que la pérdida de peso se de de forma saludable, se necesita una pauta de alimentación saludable adaptada a las exigencias diarias. Entender y conocer el organismo y darle lo que precisa en cada estación y cada época del año.

Una pauta de alimentación saludable incluye el disfrute de la alimentación y de la dieta diaria (entendido como pauta y estructura alimenticia, no como un régimen estricto). Por lo tanto, le doy mucha importancia a la inclusión de recetas sabrosas y fáciles de preparar.

Como profesional de la nutrición, es imposible concebir la materia sin el gusto por la cocina. Para mi es importante enseñar y hacer un buen planteamiento semanal con diferentes platos fáciles de hacer y adaptados al gusto de la persona.

Una dieta rica en micronutrientes, macronutrientes bien balanceados y una óptima hidratación es lo que se requiere para que la pérdida de peso esté garantizada con el tiempo y no produzca un efecto rebote. A demás, el bienestar que se siente por no tener carencias alimentarias hace que la persona se sienta mucho mejor y motivada para continuar y transformar su estilo de vida.

Asumir y reparar los hábitos de sueño, actividad física, control y gestión del estrés también entra dentro del tratamiento nutricional general.

La individualización de las pautas, será a la vez la clave y permitirá la adaptación del tratamiento de la persona y de la mejora completa del organismo. Por lo tanto concebir otros síntomas como las alteraciones digestivas (inflamación, malabsorción, estreñimiento, diarrea, acidez, gases, etc.) hormonales (hipotiroidismo, desregulación de la menstruación, etc) y el momento vital (niñez, adolescencia, madurez, embarazo, postparto, menopausia o tercera edad) es puntal para que funcione el tratamiento.

 

VISITA Y ESTUDIO PERSONALIZADO

VISITAS CORTAS DE SEGUIMIENTO

ABORDAJE DE TODA LA SINTOMATOLOGIA