Drenaje linfático

El drenaje linfático manual es una técnica que se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos y repetitivos que favorecen la circulación de la linfa, mejorando así cuadros edematoso, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos. El sistema linfático colabora estrechamente con el sistema inmunológico, de modo que el drenaje linfático manual mejora de forma general el estado de salud y desempeña un papel muy beneficioso en el sistema nervioso, además de tratar específicamente diferentes afecciones. Así el drenaje linfático manual es otra forma de reforzar el sistema inmunológico

El sistema linfático es un conjunto de capilares y conductos que se originan, de forma ciega, en espacios tisulares del cuerpo (tejido blando).
Su función es actuar como sistema accesorio, para que el exceso de líquido no absorbido por los capilares sanguíneos: las proteínas, toxinas y otras sustancias mayores, sean drenadas a sangre, manteniendo así el equilibrio hídrico del organismo.
Forma parte del sistema inmunitario, llevando linfocitos a todo el organismo y enriqueciendo la sangre de ellos a través del bazo.

 

EFECTOS DEL DRENAJE LINFÁTICO MANUAL

El trabajo del D.L.M abarca cuatro importantísimas direcciones:
Sistema Nervioso vegetativo (simpático y Parasimpático)
El Drenaje Linfático, gracias a sus suaves movimientos rítmicos y acompasados provocan un gran efecto sedante y relajante sobre el sistema nervioso.

 

Acción sobre las vías del dolor
Inhibe las vías del dolor gracias a la activación del mecano-receptores (Corpúsculos de Pacini) de la piel que bloquea los estímulos sensitivos provenientes del receptor del dolor.

 

Acción Inmunológica
Permite la eliminación de toxinas del tejido intersticial, lo que permitirá un mejor funcionamiento celular y con ello un aumento de las inmunoglobinas.

 

Acción sobre la musculatura lisa de los vasos sanguíneos y linfáticos
Realiza un masaje de presión y descompresión continua sobre los vasos, que genera el bombeo y movimiento de la circulación de retorno y del fluido linfático, aumentando así el efecto drenante del sistema linfático y mejora y retorno venoso. La persona verá aumentada la diuresis.

 

Efecto sobre la musculatura
Al masajear el tejido intersticial y el muscular, se permite la movilización de líquidos retenidos y mejorando su tono.

 

INDICACIONES

Linfedema congénito o adquirido
Edemas de embarazo
Síndrome premenstrual
Varices
Reumatismos
Algias
Dermopatías
Afecciones neurológicas (estrés, insomnio, etc.)
Afecciones digestivas (cefaleas, migraña, estreñimiento, etc.)
Patologías de las vías aéreas
Ulceras de decúbito
Prequirúrgico
Postquirúrgico (cicatrices, queloides, etc.)
Recuperación funcional (mejora en tratamientos de: Fracturas, luxaciones, distensiones, etc.)
Postinmovilización
Hematomas

 

INDICACIONES ESTÉTICAS

Mejora la piel
Tratamientos para las arrugas y la flacidez
Tratamientos para el acné
Lipodistrofia / celulitis
Postcirugía estética
Coadyuvante de dietas
Complemento de tratamientos cosmetológicos